viernes, enero 18, 2013

Reseña "La casa mágica de la señora Asworth" de Eva Pérez Rodríguez

Sé que tengo algo abandonado el blog, pero no por eso no dejo de pensar en qué traeros. Como últimamente no he escrito mucho, cumpliendo también una promesa que hice cuando gané este curioso libro, os dejo con una, espero, entretenida reseña.

Para empezar, contaré primero cómo conseguí que llegara a mis manos. Fue gracias a un concurso de Facebook que pedía una descripción de la señora Asworth y esto fue lo que salió de mi cabeza:

Una señora alta, de ojos grandes, observadores y verde hoja. De edad indescifrable en su rostro, pero aproximada a los 65 por la inteligencia de su mirada; de pelo blanquecino, media melena con simpáticos rizos. Nariz algo pequeña para su cara, ni muy redondeada ni aguileña, con unas pequeñas pecas cerca de sus ojos vivaces. Tiene los labios finos, siempre con gesto amable, excepto cuando alguien se mete en sus asuntos demasiado, que al tensarse desaparecen en una línea amenazadora. Tiene arrugas, claro, pero de esas marcadas por las sonrisas y tampoco muy destacadas.

Viste de colores llamativos, pero sin parecer rocambolesca, con faldas que vuelan al llenarse de aire y camisas de esas suaves que pasarías el día acariciando. A veces prefiere unos cómodos pantalones para estar en su casa y una vieja chaqueta de lana. También puede ser la más elegante, con esa elegancia silenciosa que hace enmudecer con sólo una mirada.
Tiene una voz suave, pero, cuidado, si se enfada puede ser más temible que la del mismísimo diablo y sin alzar el tono.
Aún así, a pesar de lo dulce que parece ser, guarda secretos, muchos, unos más oscuros que otros. Unos más tenebrosos que otros. Algunos pueden hacer reír, pero otros, quizás, te obliguen a huir despavorido sin querer mirar atrás.

¿Sabéis lo más curioso? Que excepto por el color de ojos y un poco la edad, al leer el libro, mi imagen mental de este misterioso personaje fue bastante parecida. Pero creo que ya he contado más de lo que debería.

Yendo a la reseña en sí, se trata de un libro de aventuras, que te recordará a otros como "Eidolon" o "Kadingir", si los has leído. Va destinado a un público bastante joven al que le guste la fantasía y ser absorbido por mundos llenos de magia. En "La casa de la señora Asworth", hay mucho de esto.

La principal protagonista de esta historia se llama Katia, una adolescente que comienza su verano entrando a trabajar en la curiosa librería "El Dragón Rojo". Todo parece aburrido y normal hasta que aparece una clienta muy especial por la puerta, pidiendo un libro tan especial como ella misma. Esto marcará el principio de una serie de desafíos para Katia y sus nuevos amigos, que deberán salvar, no sólo a los humanos, sino también a Araldor, un lugar que en algún momento fue hermoso y acogedor, ahora desolado y peligroso, repleto de seres que no te gustaría encontrarte bajo ningún concepto y de magos corrompidos por el poder de la magia que rezuma su mundo. Porque, a veces, un verano puede dar mucho de sí. Incluso para enamorarse.

Adéntrate, de la mano de Eva Pérez Rodríguez, en un libro que te hará soñar con puentes entre otros mundos y la literatura, más allá de lo increíble. Porque nunca es tarde para creer en la magia.

Si quieres saber más de la autora, conocida en el mundo cibernético como Nelly, déjate llevar con sus palabras que, enredándote, te abrirán puertas aún por descubrir: